• RSS Lo último en Madrid Progresista

  • Recomendables

  • Posts Más Vistos

  • Artículos anteriores

AGUA DE LUNA


Si, Beatriz es tonta. Una lástima porque es bonita y no tiene nombre de tonta, ¿verdad?. Y vive en la playa, en una casita de oscuras tablas y latas, con más humedad que el agua misma, y con tan mala trabazón en sus tabiques, que el viento los mueve y cruje continuamente.

El padre de Beatriz es pescador. Tiene barca, pequeña, rechoncha, pintada de un triste negro y rojo, con la que sale a calar sus aparejos junto a la rompiente del faro. Cuando hay marejada, se queda en casa junto a la humilde lumbre y la callada hija, y fuma una pipa y otra, mientras arregla el palangre o renueva las tenues tanzas y los anzuelos de su aparejo de caña.

Beatriz no habla casi nunca. Algunas veces se pasa el día trabajando afanosamente. Limpia los cacharros y barre la arena que el viento ha metido por las numerosas rendijas. Pero esto no ocurre con frecuencia. La mayoría de las veces se pasa el día sentada junto a la ventana – pobre ventana, con un cristal y tres paños de amarillenta lona – sin mover un solo músculo, mirando siempre al mar.

Al caer la tarde, suele salir a la playa. Se dirige hacia las cercanas escolleras y allí se sienta para ver ponerse el sol. Espera a su padre, que siempre vuelve con las últimas luces, y cuando éste vuelca a sus pies la pesca de la jornada, sus ojos se iluminan un momento, coge entre sus dedos el más raro de los peces y lo junta a su mejilla, con una extraña sonrisa en los labios.

Los chicos del barrio de los pescadores suelen bajar mucho a la playa. Se pasan el día jugando, haciendo castillos en la marea baja y navegando barcos de corcho con velas de papel. Algunos días la llaman para que juegue con ellos. Y ella baja, descalza, despeinada y se sienta entre los niños, y hasta se ríe, cuando el castillo es muy alto y no se cae, o cuando los barquitos encuentran una brisa pequeña y se alejan un poco cabeceando.

Se da mucha maña para cazar camarones en las charcas, prendiéndolos por los delgados bigotes. Luego, se los pone entre los labios y se ríe locamente cuando los siente debatirse, presos en la cálida blandura.

Los niños la coronan de algas y ella que sabe algo de princesas por los cuentos de su niñez, se levanta cuidadosamente para que la verde corona no le resbale y caiga, y se pasea por la playa, en medio de la gritadora corte de chiquillos.

¡Mi pobrecita reina tonta!

Pero su padre no quiere que juegue con los niños, porque siempre acaban burlándose de ella y haciéndola llorar.

¡Además, …ya tiene 17 años; y es bonita…!

La pequeña Beatriz ha estado mucho tiempo enferma. Todos creían que no volvería a salir a la playa. Se moriría, sí. ¡Era tan débil!

Pasó mucho tiempo, mucho, tendida en su pobre camita, con los ojos helados en una única mirada hacia el trozo de playa que podía verse desde su ventana.

Los chiquillos iban a verla de vez en cuando. Y ella les pedía, que la trajeran conchas y arena mojada.

La puesta del sol no era, sin su perfil en las rocas; y las algas llegaban a la orilla, absurdas sin sus manos.

Todos creían que ya no volvería a la playa…

…pero una noche, mientras el padre dormía, rendido del remo y de la angustia, Beatriz se levantó de la cama. Abrió la puerta de la cabaña y salió a la playa. Se detuvo un momento, ofrecida su frente al saludo de la brisa. Luego, se fue acercando a la orilla, dónde un festón de espuma ofrecía su renovada blancura a la luna grande.

La barca de su padre, estaba amarrada muy cerca de la playa. Sólo tuvo que mojar sus pantorrillas para llegar a ella. Los remos estaban allí, cruzados sobre los banquillos. ¡Cuánto pesaba el rezón! Parecía como si nunca fuese a aparecer, como si se hubiese fundido con la arena del fondo. ¡Al fin! Ya navegaba mi barca. ¡Oh, mira cómo gotean los remos al sacarlos del agua!

A la madrugada, salieron a buscarla. La encontraron en la Escollera del Viento. Había anclado la barca en una pequeña ensenada entre las rocas y dormía con la cabeza reclinada en la borda.

No habló nada, pero sus ojos estaban claros sin el turbio brillo de la fiebre.

El padre venía en otra barca.

– Hija ¿Adónde fuiste , hija mía?

– Padre… la noche era hermosa… el mar… ¡había agua de luna, padre! Quise cogerla y huía, huía siempre…

Francisco Pleguezuelo

Os deseo un feliz domingo, Saludos Progresistas.

Actualización 23:41

Añado pieza musical compuesta por Carlos García, inspirada en “Agua de Luna”. Lo que es totalmente portentoso es que la ha escrito hoy tras leer el relato. La ha publicado en “Un Universo de Sonidos”.

Anuncios

18 comentarios

  1. Bellísimo, Raúl. ¿En serio lo has escrito tú?
    Sólo falta ponerle música. Aunque la que has elegido, con Bocelli interpretando a Puccini, es acertadísima.
    Abrazos… que digo abrazos. ¡¡Aplausos!!

  2. No Carlos, el texto es de Francisco Pleguezuelo, lo he puesto en negrita bajo el texto.
    Realmente es precioso, me alegra que te guste.

    Saludos.

  3. Ahhh… caramba. Es verdad. No sé porque me había empeñado en leer “Raúl”. Pero… ¿tiene alguna relación con tu familia?. Estoy intentando acordarme de los nombres de tus hermanos, pero… estas neuronas mías, cuando más las necesito me dejan tirado.

  4. Carlos
    Aunque tengamos el mismo apellido, Francisco Pleguezuelo Zampalo no es familiar mio (al menos directo).
    Ya sabes que yo soy más bien de ciencias, aunque me apasionen las letras, soy incapaz de plasmar como querría mis pensamientos, que más quisiera, je,je.

  5. Bueno, bueno… no seas tan modesto. Todo es ponerse.
    Pues he visitado la página de Francisco Pleguezuelo y tiene muchísimo material. Habrá que dedicarle más tiempo.

  6. Me he quedado prendado de “Bea la tonta”. Casi me da un síncope pensando que el mar se la iba a tragar, menos mal que la salvaron los escollos (a veces no son tan malos).

    Saludos.

  7. No tod es política: Dejad un rincón a la poesía… si no, no vale la pena.

  8. Muy bonito , primero lo leí sin música , luego lo relei con la música y me gusto mucho mas, me sugiere en que o, quien piensa Beatriz

    salud

  9. Todos los tontos tienen suerte.

  10. No conocía este texto.. pero es precioso!!!

    Saludos

    Sarsillo

  11. Ya somos dos de ciencias, por supuesto el texto es precioso, la música no la he podido escuchar, probaré mañana cuando haya menos tráfico en internet.
    Saludos

  12. ¡¡ que cosa mas bonita !!.
    Se me ha iluminado el día….

    Un abrazo.

  13. Bueno… no tengo palabras.
    Lo realmente portentoso es lo que tú has hecho.
    GRACIAS.

  14. Precioso texto, me ha encantado…

    He entrado en su página, tengo que visitarle con calma…

    Una delicia… mañana intentaré escuchar la música… hoy no me funciona…

    Enhorabuena y gracias por compartirlo con nosotros…

    Un abrazo…

  15. Hola, Raúl, me alegro de leerlo en el blog porque es precioso.
    Enhorabuena, y felicita a Carlos de mi parte por la parte que le toca.
    Un abrazo, compañero.

  16. Magnífica asimismo la música

  17. Hola Raul, enhorabuena por el Blog, me alegra ver otro “Plegue” progresista en este pais crispado.
    Francisco Pleguezuelo es mi tio, es gaditano de nacimiento y sevillano de adopción desde los años cincuenta, es escritor desde su juventud, miembro fundador del ” Grupo Platero ” de poesía junto a Fernando Quiñones, Serafín Pro y otros, hace poco le fué concedido el premio Joaquin Romero Murube a un artículo corto sobre la figura del Giraldillo.
    Es un hombre de una gran sensibilidad al igual que lo eran sus hermanos Antonio ( mi padre) y Pepe, mi tio.
    Nuastra rama del apellido viene de un pueblecito de Granada , Gor .
    Tengo un primo hermano en Barcelona que se llama como tú, Raul Perez Pleguezuelo, tenía una página web muy bonita, a ver si la encuentro y te la mando.

  18. Hola Plegue, enhorabuena a ti por tener un tío como Francisco Pleguezuelo, he leído muchos relatos de él, este en concreto me gusta especialmente.
    Mis abuelos eran también de Granada, concretamente de Iznalloz.
    Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: