• RSS Lo último en Madrid Progresista

  • Recomendables

  • Posts Más Vistos

  • Artículos anteriores

Hay que saber lo que es la Libertad

Libertad, que hermosa palabra, cuanto se desea cuando no se tiene y que poco se valora cuando disfrutamos de ella, aunque hay algunos que llaman libertad al derecho a arrebatársela a los demás. ¡Que sabrán ellos de la libertad!

Os traigo una versión de la famosa canción que nos dejó para el recuerdo Nino Bravo, interpretada a modo de Jazz por Marta Sánchez, espero que os guste.

Saludos Progresistas.

Anuncios

6 comentarios

  1. Afortunadamente, los cuarentones, nos hemos criado en libertad y no sabemos lo que es estar privados de ella.

    Para bien o para mal, y a causa de mi trabajo, me ha tocado viajar a paises donde ciertas libertades brillan por su ausencia y he tenido que sentirlo, durante unos pocos días por supuesto, pero no por ello ha dejado resultarme incómodo e inquietante.

    Y siempre, cuando he regresado a este pequeño país nuestro, me he sentido enormemente afortunado y aliviado, e incluso seguro.
    Gobernase quien gobernase.

    Por cierto, Nino Bravo publicó esta canción en el ’72, burlando habilmente a una ya decadente censura. No creo que esa época sea comparable con la actual.

    Es posible que algunos no sepan lo que significa la libertad, pero está claro que algunos tampoco saben lo que supone no tenerla. Al menos al 100%.

    Achuchones varios.

  2. Carlos Mejor que no sepan lo que supone no tenerla.
    Ciertamente los cuarentones como tu dices, entramos en nuestra adolescencia viviendo en libertad y disfrutamos en nuestros años locos de aquel Madrid Progresista de la movida madrileña, tuvimos la fortuna de compartirlo ¿verdad?
    Pero también es cierto que vivimos nuestra infancia en una dictadura, estudiamos el EGB bajo un sistema educativo fascista en el que prevalecían como asignaturas predominantes el catecismo y la geografía de una España ficticia lejos de la realidad, recuerdo un bofetón del director de mi colegio por llevar una pegatina del CHE, también recuerdo charlas por parte del profesorado en las que nos enseñaban que había unos diablos con rabo y todo llamados Carrillo y Pasionaria. Cuando veo la serie televisiva “Cuéntame”, me siento identificado y me vienen muchas cosas a la memoria, el chaval pequeño de la serie interpreta a un niño de mi misma edad en aquella época y el es el que narra la serie.

  3. Jo q preciosa es esa letra verdad ???

    cierto q la sako en ese 72 burlando esa censura pero te aseguro q si la canta Marta y con ese eskote entonces si que no la canta buenoooooooo

    Bien dices Raúl crecimos en democracia pero nos criamos en esa dictadura q odio con todas mis fuerzas por todo lo impuso y supuso

    Yo tb me indentifiko con Carlitos me encantaba esa serie , q rekuerdos verdad ???

  4. A mi en mi casa, de pequeñajo, me llamaban “Carlitos”…
    Bien…
    Vale…es verdad…
    Aún me lo siguen llamando en mi familia. Y reconozco que no me disgusta.

    Pero aquello pasó, nos pilló siendo unos crios que no entendían nada (al menos yo), y personalmente el único rencor que tengo es que aquello nos condicione ahora en nuestra forma de ver y encarar el futuro.

  5. Una suerte la tuya Carlos por no haberte enterado de nada, otros si nos esterábamos, como me iba a enterar cuando la mejor persona que he conocido, mi abuela paterna, me contaba como metieron a mi abuelo gran parte de su vida en la cárcel, mi abuelo era totalmente apolítico, el único crimen que cometió es ser guardia municipal en Madrid durante la República; como no recordar cuan relataba sus visitas a la cárcel para ver a mi abuelo y la pateaban mientras la llamaban puta roja, como no me iba a enterar cuando contaba como su hijo de 11 años salió a jugar a la calle, en pleno chamberí después de la guerra y un adolescente hijo de un fascista le tiró una granada por ser el hijo de un rojo, como no me iba a enterar cuando entre lagrimas relataba como fue a recoger sus pedazos y la dijeron que o se estaba calladita o no volvería a ver vivo a mi abuelo.
    Como no me iba a enterar del miedo que sentía al contarme sus penas y siempre añadía “niño, no digas nada, en la calle no digas nada por favor”.
    Algunos si nos enterábamos de que no vivíamos en un país justo y que el señor que mandaba era un asesino que disponía de nuestras vidas a su antojo.
    Insisto que no es rencor, pero ellos, los que sufrieron, no merecen el olvido, al menos que su memoria sirva para que no vuelva a pasar.
    Abrazos.

  6. Querido Raúl…

    Evidentemente hiciste caso a tu abuela y núnca contaste a tus amigos, en su momento, esa porción de tus recuerdos.
    Tal vez te hubiesemos escuchado, y quizás llorado contigo, como lo estoy haciendo yo ahora.

    ¿Suerte?… quizás. ¿Pero me tengo que sentir culpable por no poder contar experiencias como la tuya?

    Me siento como si me hubieses dado un hachazo. No imaginaba que tu artículo tuviera este trasfondo, y mis comentarios no iban encaminados a negar ni olvidar ese trasfondo. Por supuesto que no.

    Abrazos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: